martes, 1 de abril de 2008

MAS DE 850 DOMINICANAS EN NUEVA YORK APOYAN DESPENALIZACION ABORTO

Centro de Desarrollo de la Mujer Dominicana

MAS DE 850 DOMINICANAS EN NUEVA YORK APOYAN DESPENALIZACION ABORTO

Santo Domingo, R. D.
1 de Abríl del 2008.-

El Centro de Desarrollo de la Mujer Dominicana anunció mediante rueda
de prensa, la entrega hoy, de un documento conteniendo más de 850
firmas de mujeres criollas radicadas en Nueva York, en el que se
solicita la despenalizació n del aborto en el país.

Una delegación compuesta por Rosita M. Romero, Directora Ejecutiva,
Marigary Mejia y Giselle Alba, integrantes de la entidad, hizo entrega
del referido documento, al presidente de la Cámara de Diputados, Julio
César Valentín.

La entidad expresó que con éste esfuerzo se busca estrechar los lazos
de solidaridad con organizaciones hermanas en la Republica Dominicana,
en su reclamo de despenalizació n del aborto cuando el embarazo es
fruto de violación sexual, incesto o cuando corre peligro la vida de
la mujer, lucha que ha estado motorizada por las entidades que
integran la Coalición por un Código Penal, Moderno y Consensuado.

"Desde Octubre del 2007, el Centro de Desarrollo de la Mujer
Dominicana ha estado realizando esta campaña educativa ofreciendo
talleres, recogiendo firmas, y compareciendo en programas de
televisión en Nueva York, ya que entendemos que vivimos en una
sociedad que históricamente se ha distinguido por establecer leyes que
erróneamente estimulan la opresión, desigualdad y exclusión de las
mujeres, sin tomar en cuenta sus derechos humanos y civiles. Dentro de
esas leyes se encuentra, la penalización del aborto, que atenta en
contra de la salud de la mujer en nuestro país", manifiesta.

En un comunicado leído a la prensa, la entidad reconoce que el proceso
de aborto puede ser riesgoso, cuando es realizado por personas
capacitadas y siguiendo las leyes de salubridad, pero que el riesgo es
mayor cuando éste es realizado a través de diferentes métodos entre
los que se incluye la introducción de objetos sólidos en la vagina, la
toma de brebajes, en su mayoría conteniendo sustancias tóxicas;
presiones externas del abdomen, uso de medicamentos no apropiados que
traen como consecuencia el nacimiento de productos deformes,
esterilizació n de la mujer, hemorragias, cólicos e infecciones con
complicaciones graves que pueden provocar la muerte.

Expresa que las anteriores prácticas, aunadas a muchas otras, que son
usadas por personas sin ninguna capacidad médica, que realizan este
tipo de intervenciones a mujeres desesperadas, que no pueden asistir
a un hospital a recibir servicios de salud por causa de esta
legislación restrictiva.

En la República Dominicana, de acuerdo a Salud Pública y Asistencia
Social se estima que el 83% de las muertes maternas están relacionadas
con complicaciones del aborto. La tasa oficial de mortalidad es de 178
muertes de mujeres por cada 100,000 niños/as nacidos/as vivos/as.

La organización dijo entender además que la penalización del aborto es
una discriminació n contra de la mujer (especialmente de las negras y
pobres), debido a que son éstas las más afectadas, al negársele acceso
a los servicios de salud que están exclusivamente relacionadas con su
género.

"La mujer es la única que puede asumir la maternidad y en ocasiones
puede verse forzada a tener que asumirla de forma involuntaria por
presiones meramente legales. Un ejemplo es, el caso cuando la mujer es
violada y se produce un embarazo no deseado; ésta se verá doblemente
victimizada ya que además, del propio trauma de la violación, se le
obliga legalmente a tener.

"De la misma manera, entendemos que ningún estado o gobierno tiene el
derecho de realizar un proceso legal en contra de una mujer, que ha
tomado la decisión personal de no asumir la maternidad y las
respectivas responsabilidades que la misma conlleva; sobre todo,
cuando esa misma legislación libera de toda responsabilidad legal al
hombre que es también protagonista de la relación sexual en la cual se
produjo el embarazo".

Destaca que la intención del Comité al apoyar la despenalizació n del
aborto no es promoverlo, si no más bien, defender el derecho de la
mujer a tener acceso a servicios de salud sin ningún tipo de
discriminació n.

Destaca que por el reconocimiento, respeto y valoración hacia la vida,
es no hacer caso omiso a lo que las estadísticas nos enseñan, sobre la
práctica del aborto en la República Dominicana, razón por la cual dijo
entender que el Estado Dominicano debe proteger a toda la ciudadanía,
ofreciendo a todas las mujeres igualdad de servicios de salud,
independientemente de las decisiones que bajo sus convicciones
personales, éstas tomen, respecto a su maternidad".

Afirma que el Estado Dominicano y sus gobiernos tienen la
responsabilidad de asegurar respeto a los derechos de las mujeres,
mucho más allá de los valores éticos, religiosos, sociales y políticos
de los diferentes sectores que componen nuestra sociedad dominicana.

Consideramos que El Estado Dominicano debe diseñar e implementar una
legislación responsable que promueva la educación sexual para crear
conciencia en la población, que garantice los servicios necesarios en
lo relacionado a la salud reproductiva y que contribuya a disminuir la
propagación de las enfermedades de transmisión sexual y el VIH/SIDA.

Otras organizaciones que apoyaron esta campana son Alianza Dominicana,
la Iglesia San Romero de las Americas-UCC, el Caucus de Mujeres
Dominicanas, el Caucus Nacional de Mujeres Dominicanas, el Instituto
Nacional por la Salud Reproductiva, y el Instituto por la Salud
Reproductiva de las Mujeres Latinas.

En la actividad de entrega del documento a la Cámara de Diputados y en
la rueda de prensa realizada en el Colegio Dominicano de Periodistas
también estuvieron presentes entidades dominicanas, entre ellas, la
Colectiva Mujer y Salud con la presencia de Sérgia Galván, Maritza
Ferrer, de CONAMUCA y Margot Tapia, Directora Ejecutiva del Centro de
Apoyo Aquelarre, entre otras.

1 comentario:

Kagahn dijo...

SECURITY CENTER: See Please Here